TRAINING CAMPS

HOME > SERVICIOS > DESARROLLO DE TALENTOS > TRAINING CAMPS

El entrenamiento individual y específico, según la demarcación del jugador, es un factor clave en el desarrollo del futbolista y la mejora individual de éste repercutirá sin duda en la optimización del rendimiento global del equipo.

DKM lleva sus Training Camps a cualquier parte del mundo para realizar INTERVENCIONES INTENSIVAS Y PUNTUALES con equipos que desean obtener un alto impacto en el nivel de sus jugadores y, como consecuencia, en el del propio colectivo.

Nuestra propuesta de Training Camps DKM se encuentra basada en el método Daucik y en las mejores prácticas de las canteras actuales de los clubes de élite del fútbol español.

Como punto de partida, el CUADRO DE MANDO DKM es la mejor herramienta para determinar las necesidades de desarrollo de cada jugador y del equipo como conjunto. Se trata de un modelo algorítmico en el que se introducen los indicadores más reveladores del juego, obteniendo una evaluación objetiva y científica del rendimiento deportivo. Principalmente, el Cuadro de Mando DKM evalúa tres aspectos fundamentales:

  • Rendimiento individual y colectivo en la competición.
  • Indicadores físicos, identificados por el método Daucik como estratégicos para el éxito de un futbolista.
  • Aptitud psicológica del jugador para la competición y el deporte en equipo.

A partir de la valoración del futbolista, del equipo y de sus necesidades de desarrollo, DKM establece y adapta los contenidos del entrenamiento.

Solicitar información:

4 + 6 =

Principalmente, los Training Camps de DKM prestan una atención extraordinaria a dos aspectos que Fernando Daucik siempre contempló de manera prioritaria en sus equipos: el entrenamiento INDIVIDUAL y ESPECÍFICO, refiriéndose el primero a potenciar las fortalezas y mejorar las flaquezas del futbolista, y el segundo a las necesidades de aprendizaje, en función de la demarcación ocupada en el terreno de juego.

El entrenamiento individual y específico se lleva a cabo de tres formas diferentes: mediante los ejercicios analíticos, con atención específica al individuo dentro de las tareas colectivas y a través de la visualización de vídeo.

Además, de forma menos individualizada y más genérica, la Metodología de Entrenamiento DKM dota al jugador con herramientas técnico-tácticas de tres tipos:

En primer lugar, las de RESOLUCIÓN INCONSCIENTE, que son aquellas en las que el jugador no tiene tiempo de pensar y debe decidir y ejecutar utilizando una parte inconsciente de su red psicomotriz. Pensemos en jugadas eléctricas, a gran velocidad y en espacios reducidos.

En segundo lugar, las de RESOLUCIÓN A CORTO PLAZO. El futbolista tiene algo más de tiempo y espacio, por lo que baraja las diferentes alternativas y escoge la que considera más indicada. En la fase ofensiva las premisas básicas son: utilizar la conducción en caso de que haya espacios y optar principalmente por el pase si no los hay.

Ambos tipos de habilidades son entrenadas de manera específica mediante rondos complejos y tareas en espacios reducidos, en las que el objetivo principal es anticipar los momentos de percepción y de decisión, con el fin de ir siempre un paso por delante de la jugada, en ataque y en defensa.

En tercer lugar, DKM ejercita en el jugador la capacidad para resolver con acierto la TOMA DE DECISIONES DE ÁMBITO ESTRATÉGICO o de medio-largo plazo, que consiste en percibir e interpretar qué está sucediendo en un determinado momento de un partido, para adecuar su juego de la manera más conveniente. Por ejemplo, en función de su estado físico y el de sus compañeros, de la zona del campo donde el rival concede los espacios o del minuto y resultado del partido. Las tareas cercanas al juego real sirven para entrenar esta capacidad.

La elección pedagógica de esta propuesta es el DESCUBRIMIENTO GUIADO, en el cual el entrenador no facilita las soluciones al jugador, sino que le guía para que sea el propio futbolista quien las descubra, afianzando de este modo el aprendizaje.

Los PORTEROS, un mundo aparte, reciben una especial atención, con una metodología específica que da tanta importancia al desarrollo de las habilidades preventivas (evitar que el rival finalice las jugadas) como a las reactivas (la acción defensiva tradicional del portero). Del mismo modo, se entrena el juego con los pies.

El entrenamiento de fútbol es el pilar principal de la propuesta DKM y el que logrará forjar en el jugador un sello diferencial. Sin embargo, un futbolista es mucho más. Necesitaremos cuidar de él con un ENFOQUE DE 360º. Esto significa preocuparse por él, durante el tiempo que dura el Training Camp, en todos los aspectos que pueden potenciar o trabar su carrera deportiva, como son las necesidades individuales para el óptimo desarrollo físico y condicional, el entrenamiento psicológico enfocado a la competición o los hábitos de nutrición y de descanso.

Por último, la COMPETICIÓN DE ALTO NIVEL resulta imprescindible en la propuesta de Training Camp de DKM: como una riquísima experiencia de aprendizaje en sí misma y como el único banco de pruebas realmente fiable para medir la evolución de cada jugador y del colectivo.

Como conclusión del proceso de Training Camp, el Cuadro de Mando DKM incorpora la EVALUACIÓN COMPARATIVA de los principales indicadores del rendimiento en fútbol para valorar, de manera objetiva, el progreso experimentado por cada jugador y por el colectivo en conjunto. De esta manera, se cierra el círculo y, a su vez, vuelve a quedar abierto, puesto que las necesidades de desarrollo detectadas determinarán el Plan de Acción, individual y colectivo, propuesto por DKM para el futuro.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies